Coaching e innovación

Coaching e innovación

Por Pamela Ruíz Martínez

A lo largo de este artículo, hablaremos acerca de lo que es el coaching y sus beneficios tanto a nivel individual como empresarial, haciendo especial énfasis en las habilidades que se desarrollan a través de la implementación de cada una de las etapas que lo conforman; enfocándonos en el desarrollo del pensamiento divergente como promotor de la innovación.
Empecemos por definir que es el coaching. El coaching es una disciplina orientada al cambio, con la finalidad de resolver problemas y lograr objetivos.

Para conseguir dicho fin, es necesario que se establezcan objetivos claros y reales, que se realice un análisis profundo de la realidad, así como de las distintas posibilidades de solución o cambio a dicha realidad, de esta manera, se establece el mejor plan de acción para la consecución de los objetivos trazados inicialmente.
Vivir este proceso de Coaching o de cambio es lo que le permite al Coachee (La persona que recibe el Coaching.) :

1. Aumentar su capacidad analítica al clarificar sus ideas, a través de la identificación de sus oportunidades de crecimiento y del establecimiento de objetivos específicos, medibles y alcanzables en un tiempo determinado, sin pasar por alto el cumplimiento de resultados, y teniendo siempre en cuenta la ética.
2. Generar un mayor autoconocimiento, a través de un análisis profundo de quién se es, determinando las fortalezas, oportunidades, debilidades, y amenazas que encontramos en nosotros mismos, y en la realidad en la que vivimos inmersos.
3. Desarrollar un pensamiento divergente, a través de la búsqueda de opciones que nos permitan alcanzar nuestros objetivos. El pensamiento divergente busca la generación de ideas creativas mediante la exploración no sólo de una o dos opciones de solución sino de muchas.4. Ser más asertivo, al tener claro quién eres y qué quieres.
5. Aumentar nuestro rendimiento.
En pocas palabras, transformar nuestras vidas, ganando autoconocimiento, autorespeto y mejorando nuestra calidad de vida, haciendo al individuo más feliz y por lo mismo más productivo.

El coaching potencializa a la persona que lo realiza. Imaginemos ahora el impacto que puede tener el coaching en una empresa, potencializando a todos los miembros del equipo de trabajo, desarrollando en cada uno de ellos el autoconocimiento, la capacidad analítica, el ser asertivo y el pensamiento divergente que promueve la creatividad, siendo esta última, un ingrediente indispensable para la innovación.

Siendo esta última, tan necesaria para permanecer vigente en este mundo tan competitivo, al posibilitar la diferenciación de los productos y como consecuencia la permanencia de las empresas en el mercado.
Si le interesa saber más sobre nuestros cursos de coaching y servicios de consultoría y capacitación a empresas, visita nuestras redes sociales o visítanos en nuestras instalaciones, será un placer atenderte.

Deja un comentario